Tiempo sentado y esperanza de vida

En los últimos tiempos la forma de vida de las personas ha cambiado bastante, sobre todo desde mediados del último siglo. Los trabajos pasaron de tener una tremenda demanda física a la mayoría requerir pasar varias horas sentado frente a un computador. Los pasatiempos también han cambiado: antes los niños pasaban tardes enteras jugando al fútbol mientras que ahora la mayoría se queda encerrado en sus casas jugando al computador o en el móvil. Y que decir de los medios de transporte, cada vez hay más autos en las ciudades y muchas veces se utilizan injustificadamente, no solo perjudicando la salud de uno sino también la ciudad.

Por otro lado, el ‘fitness’ (etiqueta que no me gusta mucho) se está poniendo cada vez más de moda. Ponerse la ropa deportiva, las zapatillas e ir al gimnasio ya es un símbolo de ‘fashion’. El problema es que muchos van al gimnasio en auto para luego sentarse en una bicicleta estática.

No es suficiente con ir 1 hora al gimnasio y entrenar medio bien. Si entrenas pero el resto del día no te mueves, sigues siendo sedentario.

La revista Exercise and Sport Sciences Reviews nos da la siguiente definición para comportamiento sedentario: “Los comportamientos sedentarios (del latín sedere, “sentarse”) incluyen sentarse durante el trayecto al trabajo, en el lugar de trabajo y en el entorno doméstico, y durante el tiempo de ocio. Los comportamientos sedentarios tales como ver la televisión, usar la computadora o sentarse en un automóvil típicamente están en el rango de gasto de energía de 1.0 a 1.5 MET (múltiplos de la tasa metabólica basal) (Ainsworth et al). Por lo tanto, los comportamientos sedentarios son aquellos que implican sentarse y tener bajos niveles de gasto energético. Por el contrario, la actividad física moderada a vigorosa como andar en bicicleta, nadar, caminar o correr puede realizarse en una variedad de posiciones corporales, pero requiere un gasto de energía de 3 a 8 MET (Ainsworth et al). En esta perspectiva, los comportamientos de actividad de intensidad ligera son aquellos que se realizan mientras están de pie, pero eso requiere un gasto de no más de 2.9 METS.”

Algunos estudios se han encargado de analizar la relación entre el tiempo sentado, las horas viendo la televisión, y en general pasatiempos sedentarios, con el riesgo de muerte y las enfermedades cardiovasculares. 

Por ejemplo, un metaanálisis publicado por la revista Plos One analizó la relación entre el tiempo sentado (horas) y el riesgo de muerte. Los resultados no fueron lineales, pero se percataron que mientras mayor era el tiempo sentado (+7 horas), mayor era el riesgo de muerte. Para aquellos que pasaron alrededor de 10 horas por día sentados, el riesgo de muerte fue de aproximadamente un 34% incluso teniendo en cuenta la actividad física moderada. Podemos concluir entonces que la actividad física puede compensar un poco las horas que pasamos sentados, pero nada podrá evitar los efectos perjudiciales si aparte de entrenar, nos pasamos 10 horas sentados.

En otros estudios también se ha llegado a la hipótesis de que pasar mucho tiempo sentado parece tener una asociación independiente con las tasas de mortalidad más allá de lo explicado por los niveles de actividad física de tiempo libre per se. Esta es una observación importante porque sugiere que no se puede compensar una gran cantidad de sesiones con actividad física de tiempo libre ocasional, incluso si la cantidad excede las recomendaciones mínimas actuales de actividad física. Los resultados también resaltan la importancia de limitar el tiempo de estar sentado en personas obesas. Las tasas de mortalidad más altas observadas fueron en individuos obesos que pasaban la mayor parte del tiempo sentados. 

Muchos de nosotros tenemos que estar una cierta cantidad de horas sentados por nuestros estudios o el trabajo, pero tratemos de reducirlo a lo mínimo y busquemos otras alternativas a la silla para el resto del día. Por ejemplo, en vez de contestar llamadas sentado puedes hacerlo caminando.  

Referencias:

-Josephine Y. Chau, Anne C. Grunseit, Tien Chey, Emmanuel Stamatakis, Wendy J. Brown, Charles E. Matthews, Adrian E. Bauman, Hidde P. van der Ploeg. (Noviembre, 2013). Daily Sitting Time and All-Cause Mortality: A MetaAnalysis. Plos One, Volume 8, 14.

-Neville Owen, Geneviève N Healy, Charles E. Matthews, and David W. (Julio 2010). Too Much Sitting: The Population-Health Science of Sedentary Behavior. Exerc Sport Sci Rev. 38(3): 105–113.

-Ekelund U, Steene-Johannessen J, Brown WJ, Fagerland MW, Owen N, Powell KE, Bauman A, Lee IM. (Septiembre 2016). Does physical activity attenuate, or even eliminate, the detrimental association of sitting time with mortality? A harmonised meta-analysis of data from more than 1 million men and women. Lancet:(10051):1302-10.  

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *